Fiestas

Hablar de Teruel es disfrutar de una de las ciudades más sorprendentes que podemos recorrer. Visitándola de forma relajada y muy divertida a la vez. Un recorrido multicultural, en el que no es habitual que en un espacio natural y urbano, puedan disfrutar turistas de cualquier edad con la misma intensidad.

     Tan interesante es la interpretación ilusionada de la ciudad a los ojos de un niño, como la visión serena de la misma que puede tener un adulto.

     El amplio patrimonio cultural, y el mimo y cuidado impuesto por Las Instituciones, asociaciones y los turolenses para preservarlo, nos transporta a épocas pasadas.

     El carácter afable y abierto de su población y la peatonalización del Casco Antiguo, ayuda enormemente al turista a que visite Teruel, pasee y se sienta cómodo.